martes, 13 de mayo de 2014

Un café con Leo (5)

Me reencuentro con mis orígenes para visitar la ciudad que me vio crecer, Barberà del Vallès, una localidad cercana a Barcelona y un lugar que me trae recuerdos de infancia imborrables que llenan de nostalgia todo mi ser. Viví allí desde los diez hasta los veintiséis años y suelo ir de vez en cuando para comer una paella a casa de mi madre. Pero no quiero hablar más de mí, aunque lo haría horas y horas… Estoy aquí porque es el lugar de residencia de mi invitada de hoy, la autora de novela romántica Judith Priay.

Con mi pañuelo limpio la silla de plástico del bar que hay en el Parc de Can Serra, justo en la entrada de la ciudad, un lugar donde poder comer choricitos y morro frito mientras observas a los más pequeños chutando la pelota y a los más mayores jugando a la petanca. Pido un café y leo la prensa local mientras espero a mi invitada.



Judith Priay está licenciada en Documentación y diplomada en Biblioteconomía y Documentación, oigan, un coco… Es autora de diversas novelas de ficción contemporánea, histórica, de fantasía y ciencia ficción; además, conduce su propio programa de radio en varias emisoras de ámbito local. Si queréis conocer un poco más a la autora y sus obras, podéis hacerlo desde este enlace:

Ya la veo, está cruzando el Passeig del Dr. Moragas con el bolso bajo el brazo. ¿Qué debe de llevar dentro de ese bolso que lo agarra con tanta fuerza? A lo mejor se lo pregunto. Judith es rubita, de pelo largo y ojos claros; guapa, muy guapa. Ya me ha visto, mira la hora y sonríe. No sufras, tonta, llegas bien de tiempo, cinco minutos antes.

LEO: Hola, Judith, estás estupenda. Gracias por acceder a tomar un café conmigo, me hacía mucha ilusión conocerte.

JUDITH: A mí también me hacía mucha ilusión conocerte, me encantan tus entrevistas.

LEO: Oye, que me he enterado que acabas de publicar tu última obra, cuéntame, ¿de qué se trata?

JUDITH: Es una novela romántica contemporánea de suspense en la que se entremezclan misterio, crímenes, amor, pasión y amistad. Como en otras de mis novelas, el pasado tendrá mucha importancia en el desarrollo de la historia y cada capítulo empieza con el punto de vista de uno de los protagonistas. Lo más importante de la novela es que, como indico en la sinopsis, conseguir robar un día al destino puede dar la felicidad tanto tiempo anhelada.


"Regálame un día", el nuevo trabajo de Judith Priay


LEO: Tu imagen y tus novelas son fácilmente asociables a la novela romántica, ¿te sientes cómoda con el género?


JUDITH: La novela romántica es un género que siempre me ha gustado y en el que me siento cómoda escribiendo y leyendo. No obstante, siempre hago el inciso de que dentro de la novela romántica hay muchos subgéneros y no todos ellos son de mi agrado.

LEO: ¿De dónde salen los argumentos de tus novelas? ¿Surgen de sueños y romances inconfesables?

Judith sonríe y echa la cabeza hacia atrás, ¿será verdad?

JUDITH: La inspiración me viene de muchas formas diferentes, tanto de situaciones y experiencias de la vida cotidiana (¿quizás esta entrevista?) como de mi propia imaginación y sueños, así que depende de la novela. Los viajes también me ayudan, ya que cuando un lugar me apasiona suele aparecer un argumento rápidamente en mi cabeza.


LEO: Hace poco leía un artículo que afirmaba que el 91% de los lectores de novela romántica son mujeres, creía que los hombres habíamos evolucionado y ya éramos más sensibles pero veo que no es así. ¿Crees que los hombres aún asocian la novela romántica con obras de Corín Tellado?

JUDITH: El problema de la novela romántica es que hay demasiados estereotipos sobre ella, lo que supongo que aleja a muchos lectores que quizás disfrutarían con sus historias. De todos modos, tengo la suerte de tener también lectores, sobre todo en el caso de mis novelas de fantasía y ciencia ficción.

LEO: Pues oye, el mismo estudio decía que una gran parte de las novelas catalogadas como románticas tienden más al erotismo que al amor. ¿Por qué tienen tanto éxito las novelas eróticas entre las mujeres? Hablaba de un perfil de edad de entre 30 y 50 años…

JUDITH: Es difícil darte una respuesta, porque ni el best seller “Cincuenta sombras de Grey” ni las novelas similares a ella que han surgido me interesan. Te explicaré una anécdota ilustrativa. Hace años, en un viaje organizado a Túnez, fuimos a ver las ruinas del plató de grabación de muchas escenas de las primeras películas de la Saga Star Wars. Los que somos fieles seguidores de la saga estábamos emocionados; los que no eran seguidores, no entendían que estuviéramos en mitad del desierto solo para ver los restos de la grabación de una película y que nosotros estuviéramos tan felices de estar allí. Con la novela erótica sucede lo mismo, en este momento mueve a las masas, así que es cuestión de que se les pregunte a sus fans.
En cualquier caso, con la novela romántica y el sexo me pasa lo mismo que con la ciencia ficción y los efectos especiales: me gusta que la carga sexual/los efectos especiales estén al servicio de la historia y no al revés.

LEO: No, si me parece estupendo que las mujeres exploren su sexualidad en la literatura, quizá sea un buen fármaco para evitar las jaquecas de entre semana.

Judith se parte de risa y se ruboriza ligeramente. Estoy abordando demasiado abiertamente el sexo con una mujer y puede que se incomode un poco.



LEO: Siguiendo con el sexo, hasta hace unos años Tusquets Editores celebraba el certamen “La sonrisa vertical”, quizá cuando el género erótico iba dirigido al lector masculino. ¿Crees que si volviesen a celebrar el concurso tendría éxito?

JUDITH: Es difícil de saber. En estos momentos la novela erótica está de moda como antes lo estuvieron los vampiros, las catedrales, los brujos… Así que quizás para cuando hagan el concurso ya se habrá pasado el interés…

LEO: Judith, ¿te ves escribiendo una novela erótica? Oye, y si vas a decirme que sí, dime, dime, ¿cómo la vas a documentar? Hay que ser muy riguroso a la hora de novelar…

Fucsia. Fucsia es el color que tienen las mejillas de Judith, creo que la estoy incomodando, aunque sonríe y tiene un brillo en los ojos que me gusta. Se acomoda el cuello de su ceñida blusa blanca.

JUDITH: En 2014 tengo como objetivo terminar el cuarto volumen de la Saga Hermandades, de corte juvenil romántico de fantasía, con el que finalizará una etapa de la saga; aunque no descarto retomarla en un futuro. Y después de la saga, ya en 2015, tengo varios proyectos retenidos en mi cabeza y todavía no sé por cuál me decidiré; pero en principio ninguno corresponde a novela erótica.

LEO: Cambiemos de tema, hablemos de tu obra. La lectora de almas, La casa de las brumas, La nueva reina del baile, la saga Lunas y la saga Hermandades. ¿Con qué novela te quedas? ¿Has notado una evolución como escritora?



JUDITH: Lo cierto es que no puedo destacar ninguna, porque cada una de ellas podría ser mi favorita por un motivo diferente. Respecto a la evolución, creo que siempre la hay de novela a novela, sobre todo si te tomas tiempo para aprender con cada una de ellas. No obstante, en todas hay un nexo común, y es la defensa de los valores como la amistad, la solidaridad, el amor, el trabajo en equipo, el respeto a la diversidad… También en todas ellas el pasado suele tener gran importancia en el presente de los protagonistas y en su manera de interactuar con otras personas y con el mundo en general; al igual que sucede en la vida real.

LEO: Teniendo en cuenta que has empezado a publicar tus obras desde hace pocos años, tienes ya una buena cantidad de títulos y con unas opiniones francamente buenas. Eso siempre es un aliciente para seguir en la brecha, ¿verdad?

JUDITH: Las buenas opiniones son siempre un aliciente para seguir trabajando duro, sobre todo en aquello que acompaña a la carrera de un escritor independiente que no se corresponde con la pasión original (escribir) pero que es necesario para llegar a los lectores.

LEO: Es cierto, algunas editoriales están fichando a autoras de romántica para engrosar los estantes de su colección. ¿Te gustaría probar la aventura editorial? ¿Alguna editorial se ha interesado por tu trabajo?

JUDITH: Ser independiente tiene muchas ventajas, pero una editorial de renombre con capacidad de distribución en papel internacionalmente puede ayudar a mi imagen y a tener más visibilidad. Así que si una editorial de estas características se interesara en alguna de mis novelas, escucharía su oferta y lo valoraría en función de las cláusulas que me exigieran.

Vaya, empieza a llover. Unos goterones asesinos empiezan a martillear nuestras cabezas, así que nos levantamos y corremos a refugiarnos al interior del bar. En pocos segundos, mi camisa ha quedado completamente empapada y la ropa de Judith también.

* El autor de esta entrevista omite la descripción del efecto erótico resultante del vestuario mojado de Judith.
* El autor de esta entrevista también omite el efecto de dilatación que sufrió

LEO: Hablemos de radio, colaboras activamente en varias emisoras hablando de libros. ¿De dónde viene tu afición por las ondas?

JUDITH: Colaboro en un espacio literario semanal que se emite en dos radios de ámbito local. Mi afición vino por casualidad. Conocí a la productora de Radio Barberá en un encuentro de escritores y me ofreció hacer una prueba. La hicimos y ambas partes, incluyendo al presentador del programa, quedamos contentos, así que iniciamos una colaboración que ya dura casi cien espacios literarios. Lo cierto es que es un medio apasionante y disfruto mucho de él, así que espero que sea una colaboración que dure mucho tiempo.

LEO: Bueno, Judith, creo que con estas respuestas tengo suficiente. Será mejor que vayamos a casa a secarnos un poco, de lo contrario pillaremos un buen resfriado. La verdad, ha sido un placer charlar contigo. Espero que no te haya molestado que te haya introducido el sexo durante la entrevista.

Judith vuelve a ruborizarse, creo que no me expliqué bien.

LEO: Me refiero al tema de la novela erótica, que quizá hemos hablado demasiado de ella.

JUDITH: Eso es porque está de moda. Si me entrevistas en un tiempo y está de moda la ciencia ficción (otro de mis géneros favoritos), hablaremos de él. De hecho, ahora que lo pienso, yo ya me las he arreglado para introducir la ciencia ficción en la conversación…

Nos despedimos, nos damos dos besos y me voy a la barra a pagar la cuenta. Ella se aleja, con la chaqueta sobre su cabeza para resguardarse de la lluvia.

Creo que iré a comer a casa de mi madre, me apetece comer paella.

7 comentarios:

  1. Muchas gracias por la entrevista, Leo ;-)

    ResponderEliminar
  2. Una entrevista muy interesante, Leo. Gracias por acercarnos un poco más a Judith Priay. Yo he leído varias de sus novelas y puedo corroborar que los valores que subraya en la entrevista: la amistad, la solidaridad, el trabajo en equipo..., están siempre presentes en sus obras. En ese aspecto la literatura de Judith no solo ofrece historias de entretenimiento sino que fomentan valores importantes a través de sus protagonistas. Enhorabuena a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vuelvo a la carga. Hice un comentario, no salió, puse una letra a ver qué pasaba y salió. Vuelvo a escribirlo.
      Decía que conocí a judith por un intercambio de correcciones en un gurpo de Facebook. Ella me ofreció a Elle, (La casa de las brumas) y yo a Candela (Operación maletín) Pensé que con tantas personas en el grupo había tenido mala suerte al tocarme una romática, porque no es mi género preferido, pero cuando empecé a leer el libro me di cuenta de que el género romático había cambiado o esta mujer lo hacía diferente. O tal vez fuese porque su prosa ágil y elegante, sencilla pero elaborada, me atrapó desde el principio. La fuerza de sus personajes también y cuando la conocí para intercambiar trabajo, la autora también.
      Ahora tengo una buena amiga de esas que siempre están ahí. Enhorabuena por esta entrevista que refleja muy bien a esa mujer que es capaz de crear el género que se proponga y al autor de la entrevista, mi querido Leo, al que también tengo el placer de conocer, un hombre que juega a los dados con el lenguaje y siempre tiene la habilidad de despertarnos la sonrisa.

      Eliminar
  4. jajaja me encanta este Leo como va tirando de la lengua y me encanta lo bien que se defiende Judith. Me gusta conocer otras facetas de los escritores y saber qué opinan de temas que normalmente no entran en los tema de conversación. Me gustó saber de ti Judith y estoy de acuerdo con todo lo que dices de la novela erótica. Un besote

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a los dos por las preguntas, incluyendo las que pondrían en apuros a cualquiera, y las respuestas de mucho sentido común. Solo he leído de Judith «La casa de las brumas» y ya lo dije en mi reseña, me encantó esa novela. Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Excelente entrevista, como no podía ser menos. Tendre que sacar mi lado femenino y leer a Judith. Me intrigan las ganas de paella por parte de Josep tras escuchar las opiniones.

    ResponderEliminar