martes, 27 de mayo de 2014

Sobre el uso de la raya (II)

Las recetas del profesor Navarro (V)

En esta quinta entrada al blog revisaremos el resto de las aplicaciones de la raya (—) como signo de puntuación.

Usos de la raya (II)

Decía en el anterior artículo, «Usos de la raya (I)», que los usos más frecuentes eran los que se indican a continuación:
— En la reproducción escrita de un diálogo (1).
— Para introducir los comentarios o aclaraciones del narrador a las intervenciones de los personajes (2).
— Para introducir cada uno de los elementos de una lista (3).
— Para encerrar aclaraciones o incisos (4).
— Para introducir una nueva aclaración o inciso en un texto ya encerrado entre paréntesis (5).
Mediante diez ejemplos resumía la utilización tanto en la reproducción escrita de los diálogos (1) como para introducir los comentarios o aclaraciones del narrador (2).
En esta nueva entrada revisaremos los usos indicados en los elementos (3), (4) y (5) de la lista anterior. 

3. Para introducir los elementos de una lista.

Debe dejarse un espacio en blanco entre la raya y el comienzo del texto que sigue, a diferencia de un diálogo en el que el texto comienza después de la raya sin dejar espacio, como ya vimos.
Sobre la puntuación, hay dos opciones:
a) Escribir con inicial mayúscula y acabar con punto cada enunciado, opción recomendada cuando la relación se compone de enunciados completos. Como ejemplo véase la lista anterior sobre los usos más frecuentes de la raya.
b) Escribir con inicial minúscula cada uno de los conceptos, cerrando los enunciados con punto y coma, excepto el último, que se cerrará con punto.
Ejemplo:
Las funciones del lenguaje, según Jakobson, son seis:
 expresiva;
 fática;
 conativa;
 referencial;
 poética;
 metalingüística.
Cuando los elementos que se relacionan son simples, como ocurre en el ejemplo anterior, es posible eliminar la puntuación:
Las funciones del lenguaje, según Jakobson, son seis:
 expresiva
 fática
 conativa
 referencial
 poética
 metalingüística
La raya puede sustituirse, en estos casos, por letras con paréntesis, números u otros signos.

4. Para encerrar aclaraciones o incisos.

Ejemplo: Para él la fidelidad —cualidad que valoraba por encima de cualquier otra— era algo sagrado.
Obsérvese que el inciso entre rayas se escribe sin dejar espacio al inicio y al final.
Para esto pueden utilizarse también las comas o los paréntesis. Los incisos entre rayas suponen un aislamiento mayor con respecto al texto en el que se insertan que los que se escriben entre comas, pero menor que los que se escriben entre paréntesis.

La raya de cierre en los incisos no se suprime aunque detrás de ella aparezca un punto o cualquier otro signo de puntuación. Ejemplos:
Esperaba a Emilio —un gran amigo—. Lamentablemente, no vino.
Esperaba a Emilio —un gran amigo—, que, lamentablemente, no vino.
Se publicaron varias obras del autor todas de su primera época—.

En este último ejemplo se mantiene la raya según recomienda la Academia, aun cuando se trate de un punto y aparte, lo cual se contradice con el uso en los incisos finales de diálogo, en cuyo caso sí se suprime.

Algunos expertos, como José Martinez de Sousa en su artículo sobre la ortografía del 2010 (apartado 4.1), publicado en la revista Prosofagia número 18, consideran que debe suprimirse por razones estéticas y por similitud con el uso en los diálogos en narrativa.

5. Para introducir una nueva aclaración o inciso en un texto ya encerrado entre paréntesis.

Ejemplo: Si desea más información sobre este tema (la bibliografía existente —incluso en español— es bastante extensa), deberá acudir a otras fuentes.

Para intercalar algún dato o precisión en un inciso escrito entre rayas, han de usarse los paréntesis
Ejemplo: Venezuela —primer lugar de tierra firme avistado por Colón en su tercer viaje a América (1498)— tenía, por aquel entonces, unos 300 000 habitantes.

Referencias:

— Ortografía de la RAE del 2010.
— Prosofagia número 18, página 43, apartado 4.1 de «La ortografía académica del 2010: cara y dorso» por José Martínez de Sousa.  http://issuu.com/prosofagia/docs/prosofagia18online.

10 comentarios:

  1. Muy bueno, Manuel, aunque en el siguiente ejemplo: Se publicaron varias obras del autor —todas de su primera época—. no hago ni caso. En el fondo la RAE ni los académicos son dioses y me da lo mismo que pueda ser falta. No me gusta y en paz. Aunque tú ya apuntas que algunos no la siguen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, Mercedes. Muchos no están de acuerdo con dejar la raya de cierre cuando después viene un punto y aparte, como digo. De hecho no se deja la raya al final de un inciso de narrador en un diálogo, ¿por qué en este caso del ejemplo sí habría que dejarla?

      Eliminar
  2. Muy interesante, Manuel, como todas tus entradas. En el caso al que os referís, yo también prefiero cerrar el inciso con la raya, y no lo hago solamente por recomendación de la academia, sino porque estéticamente creo que queda mejor así encerrado por ambas partes, de otra forma me parece que está cojo. En esto no coincido con Sousa. Tampoco compararía los diálogos en narrativa con los incisos, me parecen cosas distintas y cada una tiene sus reglas. Pero bueno, son apreciaciones mías.Gracias por la entrada, Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mayte. Yo suelo ser muy de la Academia, quiero decir, que suelo seguir sus recomendaciones, pero en este caso comparto el parecer del maestro Sousa. Esa raya al final parece que se va a caer. Besos.

      Eliminar
  3. El profesor Navarro nos ilustra de nuevo con los buenos usos para escribir mejor. Tomemos nota.
    En cuanto a las frases que contienen rayas dentro de paréntesis son correctas, pero me parecen farragosas.
    Manuel cita este ejemplo: "Si desea más información sobre este tema (la bibliografía existente —incluso en español— es bastante extensa), deberá acudir a otras fuentes".
    Yo sustituiría ambas rayas por comas. O, mejor, escribiría así la frase:
    "La bibliografía existente, incluso en español, es bastante extensa. Pero si desea más información sobre este tema, deberá acudir a otras fuentes".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, don Julio. De acuerdo, rayas o comas se pueden usar en este ejemplo, que quizás no sea el más apropiado. Pero la idea está. Lo malo es que la frase tal como tú la escribes en primer lugar serviría como ejemplo de uso de las comas y no de las rayas.

      Eliminar
  4. He ido aprendido sobre el uso de los guiones sobre la marcha y sin saber muy bien si lo hacía correctamente. Hago mucho uso del diálogo en todo lo que escribo, de modo que tomo buena nota de todas las recomendaciones, aunque seguro que algún corrector tendrá que venirme con el garrote más tarde.
    Enhorabuena por esta excelente clase.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, Josep. No está de más consultar de vez en cuando si surge la duda, a mí me ocurre con cierta frecuencia.

    ResponderEliminar
  6. Pues refrescando cosas y aprendiendo como siempre, lo comparto y me lo llevo. Gracias Manuel ;-)

    ResponderEliminar