martes, 31 de diciembre de 2013

La bibliotecaria te pone al día en las novedades.

La bibliotecaria














NOVEDADES:PRESENTACIÓN DE LIBROS


Me estreno en esta sección con una grata noticia: la de la presentación de la novela Los Ángeles de la Torre de la escritora y compañera en la AEI, Mayte F. Uceda.
Nuestra autora que reside en Cudillero (Asturias) escogió para su presentación la librería Azucel de la ciudad de Avilés para dar a conocer su obra en papel. 



Como decía, hasta allí se fue nuestra escritora con sus libros y con un saco lleno de ilusión. 
La puesta de largo de una novela es un hecho muy importante en la vida de un escritor y más en la de un autor independiente que tiene que buscarse él mismo (lo que en mi tierra vulgarmente se llama buscarse las habichuelas)todo lo relacionado con su promoción.


En esta librería se realizan a menudo encuentros entre escritores y lectores. Dirigida por Celso Díaz, desde hace 25 años cuenta también con una editorial independiente. Precisamente Celso Díaz fue el encargado de introducir a Mayte halagando su manera de escribir y el interés de su obra.

La novela relata la vida de la joven Eva que comienza a cambiar cuando su madre acepta un empleo como ama de llaves de la vieja mansión de La Torre. Un lugar ancestral y deshabitado repleto de secretos inconfesables y misterios tan antiguos como el Hombre. 
Los extraños moradores regresan de su largo exilio en las frías tierras de Nordland, y Eva descubrirá una verdad que desafía los esquemas de su existencia. 
Pero hay algo en ellos que le resulta fascinante, incluso cuando la oscuridad amenaza con atraparla para siempre. 
Dicen los lectores que Los Ángeles de La Torre es una novela adictiva y conmovedora que ofrece una visión actualizada y diferente del mito del vampiro, una de las criaturas más cautivadoras de la literatura fantástica.
 

Durante el coloquio surgió el tema de las dificultades de los escritores noveles para que las editoriales se fijen en ellos y en la oportunidad de publicar que ha surgido a partir de plataformas digitales como la de Amazon y muchas más que se están sumando a esta iniciativa. 
Mayte recalcó que el escritor independiente es como "un hombre orquesta", todo se lo tiene que hacer él: escribir, corregir, maquetar, editar, promocionar..., y la importancia que tienen, para que no sucumba, las redes sociales y grupos como la Asociación de Escritores Independientes (AEI)donde el apoyo entre sus integrantes  hace que el camino sea menos tortuoso de lo que en realidad es. También se habló de la crisis que están sufriendo las pequeñas librerías y cómo no del problema tan peliagudo de la piratería. En un ambiente cordial se dio por concluída la presentación y se pasó a la firma de libros por parte de la autora.

Por supuesto, Mayte Uceda estuvo arropada no solo por estantes llenos de libros, lo que para los escritores es algo fundamental pues es nuestro medio, sino también de su familia, sus amigos y numerosos lectores ávidos de que la autora les firmara de puño y letra el ejemplar de su novela. Como nos ha referido la propia Mayte, en esto tuvo algún que otro problemita; me refiero a las dedicatorias, eso que todos los lectores quieren tener personalizadas y que para los escritores (y más los novatos) supone un gran esfuerzo mental el improvisar unas líneas diferentes para todos los que expectantes se acercan a ti. 
Sin embargo, su imaginación superó con creces este pequeño detalle, culminando de manera excepcional una tarde muy especial que difícilmente borrará de su memoria y que los fans de sus novela tendrán siempre en el recuerdo. Pero mejor unas imágenes que demuestren lo que venimos diciendo. 








Como no podía ser de otra manera la prensa local recogió el evento de la presentación de la primera novela de Mayte, con más o menos acierto en sus palabras, pero ya se sabe la prensa no siempre está muy informada.














Los Ángeles de las Torre, la primera novela de Mayte F. Uceda se puede adquirir tanto en ebook como en papel en  Amazon entrando en este enlace: Los Ángeles de la Torre y también en papel en la Librería Azucel (Avilés)





NOVEDADES:PUBLICACIÓN DE LIBROS

En el capítulo de Novedades literarias nos hacemos eco de la publicación de una nueva novela del escritor y miembro del grupo AEI, José Luís Palma. Se titula El Declive

Sinopsis
Cuando se está en la plenitud de la vida, cuando el éxito profesional, social y económico es algo consustancial con la existencia, cuando el amor es estable y la familia que se está formando crece en salud y en armonía, el hombre no concibe que todo bien es perecedero, que el determinismo de su pequeña historia viene condicionado por unas circunstancias que casi nunca se buscan, que casi siempre se presentan de forma inesperada y que la mayoría de los hombres, estupefactos, se dejan arrastrar por esos adversidades sin hacer nada para combatirlas. Cuando eso ocurre, el hombre empieza a entrar en el tiempo en que todo acaba, en el final irremediable. 
Los personajes de EL DECLIVE son seres corrientes, como la mayoría de nosotros; hombres y mujeres de éxito cuyas vidas se cruzan, accidentalmente, sin que ellos lo determinen, sin buscar ese final que tampoco merecen. Nos puede ocurrir a todos. ¿Te has parado a pensar que podría ocurrirte a ti? Esta novela te hará reflexionar sobre ello. Tú mismo sacarás tus propias conclusiones. 
En esta historia de ficción, Teo, Irene, Lucía y Elías, cuatro controvertidos personajes a su estilo y manera, hombres y mujeres de éxito, configuran un cuadrilátero de afiladas aristas, de sendas de rosas y espinas por donde dejan deslizar sus vidas en busca de una difícil estabilidad, de una inalcanzable felicidad.

La puedes encontrar en Amazon a un excelente precio. 

viernes, 27 de diciembre de 2013

OBJETIVO: LOLA MARINÉ

Eran las 17:21 h. cuando el AVE en el que viajaba de Madrid a Barcelona se detuvo en la estación de Sants.
El Confidente
Durante el trayecto había repasado mentalmente los pasos que seguiría para que mi misión concluyese en éxito, uno más que acumular a la larga lista de trabajos bien hechos que me han mantenido durante dos años en la élite de los informadores.
Busqué un taxi e indiqué al conductor la dirección a la que deseaba dirigirme. Entonces consulté mi reloj y, seguro como estaba que ella mantendría su rutina, solicité que diese una vuelta por los alrededores del Camp Nou, el estadio de mi equipo favorito, antes de tomar la Diagonal para dirigirnos al centro.

Encontré una ciudad bulliciosa. Los últimos cuarenta o cincuenta minutos de luz natural que restaban contemplan el ir y venir de centenares de personas que se movían nerviosas, como si la mayoría hubiese dejado para el final las compras navideñas.
Tanteé con la mano el dispositivo electrónico que guardaba en un bolsillo interior de mi trenca, una de las tres únicas armas que necesitaría aquella tarde.

—¿Qué? ¿De turismo? —preguntó el taxista, sacándome de mis cavilaciones.
—En realidad, solo una visita rápida —le contesté—. Esta misma noche regreso a Madrid.
Mientras la conversación se tornaba intrascendente, de pura cortesía, llegamos al destino.
—Aparque aquí y espere —le indiqué.
Volví a mirar el reloj y sentí cómo la adrenalina empezaba a apoderarse de mí. Era una sensación que me excitaba, un salto al vacío que generaba un maravilloso vértigo.
Y con solo un minuto de “retraso”, se abrió la puerta del portal y apareció ella. Iba abrigada sabiendo que caería la noche y la temperatura antes que regresase a casa. Detuvo un taxi y la perdí de vista.
—Siga a ese coche, por favor.
Mi conductor obedeció, mientras atrapaba su mirada fugaz a través del retrovisor. Pero no dijo nada.
Estuvimos callejeando alrededor de quince minutos hasta que su taxi se detuvo enfrente del Café de L’Ópera, en plena Rambla, un exquisito local a medio camino entre el Neoclasicismo y el Modernismo, que según me dijo mi taxista, era uno de los cafés más populares de la ciudad.
—Regreso en un minuto. No se vaya —le dije, saliendo al exterior.

Aunque no pude verlo, estoy seguro que consultó el contador para ver cómo sería de grande la faena que le haría si echaba a correr dejándole plantado. Pero nada más lejos de mi intención.
Me asomé brevemente a los cristales de la puerta para comprobar que Lola se sentaba junto a un grupito de personas dispuesta a disfrutar de una buena tertulia, casi seguro que literaria, como tenía por costumbre hacer.
Lola Mariné, escritora
Sonreí y regresé al taxi.

—¿Va todo bien? —me preguntó nada más entrar.
—¡Claro!
—¿Y ahora?
—Regresamos a la dirección que le di.

Otra vez su mirada. Pero poco me importó. La misión se estaba cumpliendo con total exactitud. En unos minutos me despediría de él y jamás volveríamos a vernos.
Llegué a la puerta del portal. Esperé que mi taxi desapareciese entre el tráfico aumentante y utilicé para entrar en él una llave que días antes, mientras preparaba la operación, había conseguido tomar prestada a una vecina despistada.

Recordé la primera vez que lo hice. El corazón se me salía del pecho. Ahora, sin embargo, latía con absoluta normalidad. Una cerradura, mi segunda arma y yo. Ni siquiera resistió veinte segundos.

“Alguien debería decirle que mejorase la seguridad de su casa”, pensé, y me introduje con sigilo en su interior.

La luz proveniente de la calle fue suficiente para colocarme sin dificultad delante de su ordenador, que encendí después de haberle conectado mi aparatito.
Accedí a su cuenta de Amazon con la inestimable ayuda del dispositivo, que esquivó su contraseña. Y ahí estaba todo su trabajo: Gatos por los tejados, Nunca fuimos a Katmandú, Habana Jazz Club y una cuarta obra que me sorprendió, pues desde luego no es el género en el que ella se movía habitualmente.
Utilizando un seudónimo que no parecía español, había escrito y publicado una novela erótica... no, no, mucho más que erótica, a juzgar por lo que leí.

Atrapado por la curiosidad, accedí a los informes de ventas de esta obra en su KDP y descubrí las cifras: en su primer mes a disposición del público había vendido 500 ejemplares en Amazon.com y 300 en Amazon.es, "casi ná", que decimos en mi tierra.

Sería por haber ocultado su verdadera identidad utilizando un nombre “extranjero” o por estar de moda este género desde que medio centenar de sombras se perdiesen por todo el mundo, el caso es que Lola Mariné había roto todos los esquemas.

De vuelta a Madrid en el AVE, entré con mi móvil en Amazon y descargué la novela pagando su precio... que yo soy Dente, Confi Dente, un tipo legal.

martes, 24 de diciembre de 2013

Un café con Leo (1) - Mayte F. Uceda (Escritora)

           UN CAFÉ CON LEO







Estoy en Cudillero, una preciosa villa pesquera asturiana bañada por los encantos del Cantábrico para tomar un café con la escritora Mayte F. Uceda.





Las calles transpiran sosiego y sus habitantes, los pixuetos y pixuetas, son gente encantadora y amigable. Acostumbrado a las prisas y el anonimato de las grandes ciudades, es de agradecer que aún haya gente que te dé los buenos días mirándote a los ojos, como me ha ocurrido esta mañana al llegar a este magnífico lugar.


He quedado con Mayte a las 11:00 de la mañana para tomar un café en la terraza del restaurante El Patrón y no me gustaría llegar tarde. Mi anfitriona se acerca con una sonrisa en la cara y me da un par de besos. Cabe decir que es aún mucho más guapa al natural.

Leo: Hola, Mayte. Muchas gracias por recibirme en tu tierra. Estoy maravillado con este paisaje.

Mayte: El placer es mío, Leo. Me hace mucha ilusión charlar contigo.

Leo: Dime, Mayte… ¿A qué te dedicas cuando no escribes? ¿Quién es Mayte F. Uceda?

Mayte: Soy una mujer con grandes ansias de conocimiento. Estudié Informática de Gestión porque todo el mundo decía que tenía futuro, pero a mí eso de diseñar aplicaciones informáticas para las empresas se me atragantaba un poco. Cuando me casé, me trasladé a Madrid, y al nacer mi hijo decidí que me ocuparía de su crianza. No fue fácil renunciar a un sueldo, pero en la vida cada uno establece sus prioridades. Aproveché esos años para ampliar mi formación; obtuve el título superior de la Escuela de Idiomas, en inglés, y después seguí con el Grado de Educación Social que imparte la UNED. Vivo en una casa de campo, tenemos un huerto ecológico, árboles frutales y algunas gallinas. Tengo la vida que siempre deseé y no me aburro nunca.

Leo: ¿Cuándo te picó el gusanillo de la escritura?

Mayte: Siempre he tenido ese gusanillo, pero lo desarrollé de una forma diferente, componiendo canciones (formé parte de un grupo musical en la década de los noventa) o escribiendo montones de diarios personales. Pero fue al intuir que la vuelta al mercado laboral no sería fácil cuando pensé en tomármelo en serio. Si antes de esta crisis ya no era sencillo para las mujeres ausentes reincorporarse a un trabajo, ahora todavía es más complicado. Y por mujeres ausentes me refiero a aquellas que deciden renunciar a un trabajo remunerado para ocuparse de sus familias. Un día, hace cuatro años, me senté delante del ordenador y escribí: Capítulo 1, y ya no me detuve.
  
Leo: Has sido víctima del veneno de la escritura, ahora ya no hay vuelta atrás. Los primeros efectos de esa toxina han llegado en forma de novela. Los ángeles de la torre es tu primera obra, una historia dirigida a un público joven pero que está ganando adeptos entre lectores de otras edades. Explícanos alguna cosa de la novela. Ya te avanzo que la portada es muy sugerente e invita a lanzarse a la piscina.


Mayte: Los Ángeles de La Torre es el producto de una combinación de sucesos. Por un lado, tengo el placer de contemplar cada día la imagen de una torre de estilo neogótico, muy evocadora. A esto se le sumó la visión del cuadro de John Collier dedicado a Lilith. Quise saber quién era Lilith y la historia que encontré me resultó fascinante, poco explotada por la literatura actual a pesar de la cantidad de novelas de seres sobrenaturales que saturan la literatura juvenil. Creo que he conseguido ser original dentro del género y ofrecer una visión actualizada de algunos mitos como el mago Merlín o los vampiros.

Leo: Tu novela ha empezado a tener sus primeras críticas y todas son muy positivas. ¿Estás preparada para las alabanzas y para la crítica?

Mayte: Para las alabanzas siempre está uno preparado, ¿no? Las críticas sé que me dolerían, ¿a quién no? Pero de momento la novela recibe muy buenos comentarios, tanto en Amazon como en el blog, donde muchos lectores se ponen en contacto conmigo y me dicen lo que más les ha gustado. Esa parte es la más emocionante y me alegro mucho de haber abierto ese espacio dedicado exclusivamente a la novela.

Leo: Eso es bueno, el contacto con los lectores es algo muy gratificante para todo autor del siglo XXI. Me ha dicho un pajarito que presentas tu novela en Avilés, ¿cuándo?, ¿dónde?

Mayte: La presentación será el viernes 27 de diciembre, a las 19:30h en la librería «Azucel Ediciones», en la ciudad de Avilés. Estoy emocionada esperando el momento.


Leo: Pues te deseo toda la suerte del mundo, Mayte. La presentación de un libro siempre es una buena noticia. Y dime, Mayte... No debe ser fácil promocionarse siendo una autora independiente. ¿Qué dificultades te has encontrado en el arduo camino de la edición independiente?

Mayte: Para empezar, cuando terminé la novela no tenía ningún amigo escritor que me iluminara el camino. Tuve que aprenderlo todo yo sola; desde editar y maquetar la novela para subirla a Amazon hasta crear un blog. Fueron muchas horas viendo tutoriales. Luego comencé a buscar grupos de escritores independientes en las redes sociales, necesitaba contactar con otros autores que hubieran optado por la autopublicación. Y encontré muchísimos.

Leo: ¿Pasaste por el tortuoso camino editorial o te lanzaste a la piscina como independiente?

Mayte: Aún no había terminado de escribir Los Ángeles de La Torre cuando descubrí las posibilidades que ofrecía Amazon. Tuve claro que lo haría de esa manera, que autopublicaría. Nunca envié la novela a una editorial, así que no sé lo que habría sucedido.

Leo: Parece ser que muchos autores han renunciado al “vía crucis” que comporta ir de editorial en editorial. Los tiempos cambian y ahora parece que las editoriales revuelven entre los talentos emergentes para “cazar” a su nuevo best seller. ¿Te apetecería que una editorial se interesase por tu obra? ¿Cualquier editorial?

Mayte: La opción de la editorial siempre es muy tentadora, sus canales de distribución son infinitamente superiores a los míos. Pero no ficharía con cualquier editorial. Ya pasé por esa experiencia cuando la novela alcanzó el primer puesto en fantasía juvenil. Una editorial contactó conmigo, nos reunimos, charlamos de las condiciones y después la cosa no arribó a buen puerto, no me gustó cómo estaban actuando y decidí no firmar el contrato.

Leo: Los ángeles de la torre es una novela muy cinematográfica y apostaría a que el público puede demandar una segunda parte. ¿Te lo has planteado?

Mayte: No me lo había planteado, nunca fue mi intención hacer una saga. Pero es cierto que me demandan una segunda parte. Lo pienso y me echo a temblar. Escribir Los Ángeles de La Torre supuso para mí un esfuerzo enorme. Es una novela extensa, me dejé la piel en ella y tengo miedo de que no me quede más piel por mudar. Pero me he comprometido a hacerla y es de mal gusto no cumplir lo que se promete, ¿no?

Leo: Pues sí, Mayte, sería feo. (Risas) ¿En qué trabajas ahora? ¿Tienes alguna historia entre manos?

Mayte: Estoy terminando mi segunda novela, abandono el género fantástico y aterrizo en la realidad con una historia actual que narra las aventuras de tres amigas que deciden pasar sus vacaciones en un pequeño pueblo del norte de Escocia llamado Beauly. Tiene una intensa historia de amor, con muchas dificultades e impedimentos, aunque te anticipo que soy de las que se niegan a escribir finales tristes.

Leo: Estos escritores… Aún no han acabado una novela que ya tienen en la cabeza la trama de otra. ¿Te tomas la escritura como un trabajo?

Mayte: Me lo he tomado muy en serio desde el principio. Tengo la suerte de que mi marido me apoya en todo y se ocupa de muchas cosas mientras yo escribo. Cree en mí, en mis posibilidades. Le gusta leer lo que escribo. Supe que Los Ángeles de La Torre gustaría a un público muy amplio cuando él me dijo que le había encantado, porque jamás leería una novela de género fantástico, sin embargo remarca que Los Ángeles de la Torre tiene algo que te hace permanecer dentro de la realidad.

Leo: El apoyo de la familia es muy importante. Háblame de la planificación de tu trabajo. Hay varios tipos de escritores, aquellos que planifican cada novela de una manera metódica y otros que permiten que sus personajes vayan moldeando la historia. ¿Qué técnica utilizas?

Mayte: Cuando me pongo a escribir tengo bastante claro el principio, el nudo y el desenlace. Partiendo de esa base, dejo que la historia fluya de forma coherente con la trama central. No me obsesiono con que las personalidades de los personajes estén completamente definidas desde el principio. Se van moldeando poco a poco de modo que, cuando llego al final, reescribo la novela hacia atrás, de esta manera es difícil que se escape algún detalle. 

Leo: Explícanos algún secreto de tu rutina. ¿Lo haces por la noche, a primera hora de la mañana o cuando surge? ¿Necesitas concentración o te gusta hacerlo con un poco de música?

Mayte: (Risas)

Leo: No te me sonrojes, que estoy hablando de escribir.

Mayte: Bueno, lo suponía. Me gusta la mañana, es cuando tengo la mente más despierta. Por la noche necesito dormir, no puedo trasnochar demasiado, no me sienta bien, y es algo que lamento porque soy un ave nocturna. Soy incapaz de escribir con música de fondo, me gusta demasiado para no prestarle atención. Tampoco necesito mucha concentración; recuerdo haber escrito Los Ángeles de La Torre con montones de niños jugando alrededor. ¿Un secreto? Cuando me voy a la cama visualizo mentalmente la escena que escribiré a la mañana siguiente.

Leo: Los elementos extras de promoción son esenciales hoy en día. Creo que acabas de estrenar book trailer. ¿Crees que una imagen puede ser una buena sinopsis o un complemento a ella?

Mayte: Creo firmemente que una buena imagen puede ser una herramienta promocional muy poderosa, de hecho, una de las últimas novelas que compré captó mi interés por la imagen que aparecía en la portada. Lo que nos resulta atractivo a primera vista nos incita a querer saber más. Una de mis últimas estrategias de promoción consiste en añadir una imagen a cada tweet que hago de la novela. Aprovecho las imágenes que adquirí para el book trailer y las reutilizo de forma individual en Twitter o en los enlaces de Facebook.

Leo: Me ha encantado conversar contigo, Mayte, pero se me acaba el tiempo. Mi autobús sale dentro de un rato y aunque Cudillero es una ciudad preciosa, me gusta dormir en mi cama.

Mayte: El placer ha sido mío. Espero que la próxima vez que vengas te quedes más tiempo, hay una torre misteriosa que quiero mostrarte.

Le doy dos besos y observo cómo se aleja con paso decidido hasta perderse por una de las callejuelas del centro. Muy maja, Mayte F. Uceda.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Bienvenida

Con este post, abrimos la persiana de un espacio recreativo y lúdico con el que pretendemos establecer un punto de encuentro con los lectores. Queremos ser transgresores con los modelos de bitácora convencionales y por ese motivo, hemos estructurado una programación muy variada de nuestros contenidos. Nuestro objetivo es que lectores, autores, reseñadores y gente del mundo editorial sean integrantes activos de este ilusionante proyecto, en el que todos podemos participar.



Manuel Navarro nos pondrá al día de las reglas ortográficas y gramaticales, María José Moreno nos presentará las novedades literarias de los miembros del grupo y nos hará una crónica de nuestras presentaciones. Julio G. Castillo será el encargado de ofrecernos la mirada crítica con sus afilados artículos de opinión y Mercedes Pinto Maldonado hará lo posible para orientar a los nuevos autores con sus consejos prácticos. Eduardo Perellón es el infiltrado del grupo y el encargado de dar a conocer los secretos más íntimos de los autores. Mayte F.Uceda nos pondrá el delantal y conseguirá que nos convirtamos en improvisados cocineros. Judith Priay nos pondrá al corriente de todo lo que suceda en Ràdio Barberà, donde todos pasaremos por los micrófonos de su espacio literario. Mercedes Gallego nos planteará un asesinato y vosotros, los lectores, deberéis descubrir al asesino. Josep Capsir entrevistará a autores, editores, reseñadores y a gente del mundo editorial y Lola Mariné nos sorprenderá cada vez que abra su baúl.

Señores y señoras, niños y niñas, hoy empieza el espectáculo. Estáis invitados a formar parte de él.